Juan Breva

Antonio Ortega Escalona



Cogiendo como base los verdiales, el cantaor Juan Breva (Antonio Ortega Escalona) inventó los fandangos abandolaos, uno de los fandangos primerizos, que los expertos en flamenco denominan "Cantes de Juan Breva" que serían el origen de la actual Malagueña. Juan Breva es, según los expertos, una de las grandes figuras de la historia del flamenco. La malagueña además, será origen de la Granaína y de los Cantes de Levante.

 

Antonia Contreras hace un recorrido por los cantes de Málaga, desde lo más primitivo hasta nuestros días: Verdiales de Comares, Bandolao de Juan Breva y Malagueña de la Trini documento pues de los origenes y la evolución del cante en Málaga condensado en estos pocos minutos

Al cante Fosforito por Tangos

Malagueñas del mellizo

Enriqueta Reyes Porras - La Repompa - Cantaorahttp://www.youtube.com/watch?v=WlCe6P-cb7Y
Miguel de Molina
Cantaorhttp://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_de_Molina
Antonio Molina Cantaorhttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina

ORIGENES: Según flamencólogos como Hipólito Rossy (Teoría del Cante Jondo.- Credsa, Barcelona, 1998) y José Luque Navajas (Málaga en el cante.-El Guadalorce.-Málaga, 1965) los verdiales son, como poco, la más primitiva forma de fandango malagueño y, casi con seguridad, puede que del andaluz en su conjunto.

Alfredo Arrebola (Doctor en Filosofía, flamencólogo y cantaor) llega a afirmar que "el fandango más antiguo que registra la historia flamenca es, exactamente, el de Málaga" con sus dos formas "verdiales y fandangos abandolaos, siendo los más viejos los primeros, incluso anteriores al mismo flamenco" (V Congreso de Folclore Andaluz).

Por el contrario, entre las tesis de aquellos investigadores que opinan que los verdiales son anteriores a la llegada de los árabes a España, encontramos la de José Ruiz Sánchez. El eminente académico malagueño pone en tela de juicio “ las teorías proárabes” pues no dan una explicación válida al origen de la lírica romance en el seno de la sociedad andalusí. Igualmente, José Luque Navajas admite que “efectivamente, creíamos que el origen era árabe y que se habían conservado a través de los moriscos, pero cada vez se vierte más luz sobre su nacimiento. El fenómeno musical y antropológico es mucho mas antiguo y tiene un origen mediterráneo y una motivación religiosa, pagana y mitológica”.

VERDIALES ESTILO ALMOJIA

Panda de Verdiales Santa Catalina

lucha de verdiales en parejas

Origenes y tradiciones


Los verdiales son la expresión musical más antigua de Málaga y una de las más antiguas de Europa. Sus orígenes son confusos pero se sabe que los verdiales son muy anteriores al flamenco (El flamenco comienza a gestarse en el siglo XVI. Está plenamente formado en el XIX).


Los Verdiales nacen en la zona de Málaga llamada La Axarquía y existen pruebas de que los romanos llevaron estos bailes a Roma, como se puede observar en el mosaico “músicos ambulantes” que se conserva en el museo Nacional de Nápoles, en el que aparece un grupo musical tocando los mismos instrumentos y atavíos que hoy en día llevan las Pandas (grupos) de Verdiales de Málaga.

Son un cante campesino que ha conservado toda su pureza a pesar de los años. El grupo folclórico lleva por nombre “Panda de Verdiales" y está compuesto por instrumentos como las guitarras, violines, panderetas, castañuelas, platillos metálicos, botellas, cañas, y otros objetos caseros. El “Alcalde” de la Panda lleva una vara con cintas de colores y es quien dirige el grupo.

Muchas veces, especialmente el día 28 de Diciembre, –cuando es la Fiesta de los Verdiales-, llevan sombreros de palma con cintas de vivos colores, flores y adornos hasta cubrirlos totalmente. A los que van así vestidos, se les llama “tontos”.

Existen varios estilos de verdiales, según cada pueblo.


ALMOJIA, COMARES O MONTES DE MALAGA

El cante de los verdiales es de ritmo rápido, su compás consta de 3 tiempos y es interpretado por un solo cantaor. También se bailan, en pareja y con pasos muy estudiados.

En sus letras se hace alusión a Málaga, a sus pueblos y sus costumbres, y a temas de amor.


Durante la Feria de Málaga, las pandas de verdiales recorren las calles del centro de la ciudad, parando de vez en cuando para interpretar sus melodías congregando a multitud de personas y turistas a su alrededor.

Camaron de la isla y tomatito
fandangos en malaga 1990http://www.lafactoriadelritmo.com/fact7/otros/camaron.shtml
malagueñas media granainas y soleares
VERDIALES ESTILO COMARES
VERDIALES ESTILO MONTES

la Repompa del Perchel

Solange Villacorta  Las Malagueñas

 jose merce y moraito 
malagueñashttp://es.wikipedia.org/wiki/Jose_Merce

estrella morente

malagueñas

Robert Rodriguez and his Band Chingon (Del Castillo) playing "Malagueña Salerosa" live at the Kill Bill 2 Premiere

Ernesto Lecuona Malaguena from the Suite Andalucia Thomas Tirino,  Gusman Concert Halls

Liberace plays Malagueña

programa de Sammy David Jr.

placido domingo

malagueña

antonio banderas

"Érase Una Vez En México"

Malagueña canaria

Cantes de Juan Breva :: Alfredo Arrebola :: Daniel Mora

ABANDOLAOS DE JUAN BREVA

CURRO LUCENA

Malagueña de la Trini y Peñaranda)


RAFAEL JIMENEZ FALO

malagueña doble del mellizo

Tangos de Málaga.

ANTONIO DE MAIRENA

Manolo Caracolhttp://es.wikipedia.org/wiki/Manolo_Caracol
Camaron de la isla y tomatito
tangos en malaga 1990

Camaron Tangos del Piyayo

Santiago de la espalda

Malagueña parranderas

FOSFORITO, Malagueña del mellizo

Alfredo Arrebola :: Daniel Mora

MALAGUEÑAS DEL CANARIO

1-Juanito Valderrama

Rodeñas y malagueñas

1-Diego El cigala


La bien paga de Antonio Molina

letra de Ramón Perelló


El Piyayo

Rafael Flores Nieto



Un cantaor y guitarrista flamenco de origen gitano y un personaje popular de la ciudad que alternaba su vocación musical con la venta ambulante.

Nació en Málaga en el año 1855, en el popular barrio de El Perchel. Las letras de sus composiciones nos hacen pensar que pasó un tiempo en Cuba, quizás en prisión, durante la guerra.

Aportó al flamenco unos tangos conocidos como Cantes del Piyayo con la particularidad de que incorporan elementos de guajiras. Sus letras a menudo evocan anécdotas divertidas y burlescas. Su vieja guitarra se conserva en la Peña Juan Breva de Málaga.

 

Morente malagueña de Chacon

Chiquito de la calzada 1964

Antonio Ortega
juan brevahttp://www.juanbreva.com/

La primera mención a las "Puellae gaditanae" se encuentra en Estrabón, que describe como, en el siglo II a.C, un marino griego natural de Cizyco, en Asia Menor, pero al servicio de los reyes ptolomeos, llamado Euxodos, embarcó desde Cádiz hacia otras partes del Atlántico (parece ser que a África), a muchachas de Gades nos imaginamos que para animar fiestorros de la epoca por los vestiditos que llevan

TRINDAD NAVARRO
la trinihttp://www.radiole.com/especiales/enciclopedia_flamenco/malaguenas_malaguenas.html
Comienza nuestra historia con aquellos originarios pobladores íberos del Sur de Europa, hombres que gozaban de escritura propia, vestían de blanco y cubrían sus cabezas de flores. Desde aquellos tiempos del reino de Tartessos, mucho antes de que otros pueblos se internaran en nuestro suelo con el consiguiente intercambio de linaje y conocimientos -hablo de fenicios, griegos y romanos-; ya estaban nuestros antepasados con sus arcaicos rituales y sus cantos -religión y fiesta eran una sola cosa- en los cultos a la Tierra y al Sol. Y ahí quedó, vibrando en las solanas, el eco arcaico de una música sin par: Los Verdiales.http://www.flamencoenmalaga.es/historia-flamenco-articulo.php?pag=&id_articulo=18http://youtu.be/iuQnkB3vR9Ashapeimage_21_link_0

Joaquín Vargas Soto el cojo de malaga

MANOLO CÓMITRE

antonio nuñez

chocolate

la rubia de malaga

el habichuela

niño de las moras

enrique jimenez

el mellizo

antonio fernandez

fosforito

jose meneses

Esta pareja por lo que he visto es la más completa y sincronizada, otras de las caracteristicas de las pandas es su competitividad que se ve en la lucha de estilos y agrupaciones en los distintos y variados festivales abajo en el parque al lado del monumento

PUELLAE GADITANAE

Malagueña de Ernesto Lecuona  Malagueña (1933), perteneciente a su suite Andalucía tocada con dos estilos clasico y libre a ver si adivinan cual es cual de los dos

En la década de los 50, Liberace encontró su lugar en la televisión y logró fama con sus actuaciones en las que interpretaba piezas clásicas a gran velocidad y en las que como él decía "cortaba las partes aburridas", todo ello exhibiendo trajes imposibles llenos de lamé dorado, plumas de colores, lentejuelas, diamante falsos, pieles y joyas de gran tamaño.

Si algún cantaor ha tenido una amplia repercusión popular como no se conocía desde hace muchos años, este es Camarón de la Isla. Cuando apareció, fue un verdadero bombazo por ser tan distinto y tan joven y con tan vieja sabiduría en su cante, tan imitado como adorado por los gitanos y los que no lo son, todo sentimiento, delicadeza -casi angelical- y brío a la vez, de enorme jondura expresiva e irradiando música por los cuatro costados"

malagueñas fuera de Malaga
bandas sonoras
Orígenes del baile

La malagueña, que tiene el mismo ritmo y la misma estructura del fandango o verdial de que procede, fue uno de los cantes preferidos de los cantaores del siglo XIX. El Canario, la Rubia, el Niño de San Roque, Concha la Peñaranda, el Alpargatero, Juan Breva, Chacón, la Trini, Fosforito y otros astros menores hicieron del cante malagueño su bandera, poniendo cada uno en el estilo facetas nuevas, diferenciadoras de su personalidad. Entre estos prodigiosos especialistas de la malagueña, tiene un sitio muy destacado Enrique el Mellizo. Tanto, que dio a la malagueña un nuevo estilo; el estilo que hoy se conoce como malagueña del Mellizo. ¿Y en qué consisten estas malagueñas? Muy sencillo; en que el Mellizo aglutinó a su cante algún tercio del Polo de Tobalo.

pastora maria pavon cruz la niña de los peines

Federico García Lorca decía que la malagueña era: "de gentes con el corazón en la cabeza ..."

Alboreá, Andandito, Arabica, Arriera, Bambera, Bandolá, Bezanera, Bolera, Cabales, Cachucha, Calesera, Campanilleros, Canastera, Caña, Caracoles, Caravana, Chufla, Danzón, Endecha, Farruca, Galera, Gañana, Garrotín, Giliana, Huertana Ida y vuelta (vidalita, milonga, guajira, rumba, colombiana, habanera, danzón, punto cubano y triste, colombiana), Jabegote, Jabera, Jacara, Jaenera, Jaleo, Jarcha, Juguetillo, Juncal, Lamento minero, Levantica, Liviana, Lorqueña, Macho, Madrugá, Manchegas, Marengos, Mariana, Marina, Mayo o maya, Minera, Mirabrás, Mojiganga, Morería, Mosca, Mulera, Murciana, Nana, Olé, Pajarona, Palmarés, Panaeras, Petenera, Pintera, Pisa, Playera, Policaña, Polo, Praviana, Pregón, Retorneás, Roás, Romalíes, Romance, Romera, Rondana, Rondeña, Rosas, Serenata, Serrana, Sexta, Sombrerito, Tana, Tanguillo, Temporera, Tirana, Tonás, Torrijos, Trilleras, Triste, Verdiales, Villancico, Zambra, Zángano, Zapateado, Zarandeo, Zarandillo, Zéjel, Zorongo

Cantes casi ... olvidados

El Tango es un cante campero. Cante que nació sin guitarra, sin ningún acompañamiento, en la garganta del campesino, en los momentos de descanso. También puede pensarse que fuese un "cante arriero" y que su nombre fuese tomado del liviano, asno puntero y conductor de la reata

Origenes casi ... perdidos
chiquito de la calzada
gregorio sanchezhttp://www.ionlitio.com/cine-tv/chiquito-de-la-calzada/

el cabrero

Gentes del Mundo que aman el Flamenco

carlos cano

habaneras

diego el cigala

suspiros de españa

valderrama y serrat

pena mora

buika

la falsa moneda

buika y limon

volver volver

rincon de la copla

mujeres ...solo
EL CAFÉ 
DE CHINITAS

estos hay que verlos solo mientras que alguien nos se de cuenta que al oirlos ofenden sus derechos sin importarles que la gente aprenda o pueda después comprarlos

la Argentinita en

Lorca al piano con la Argentinita

Teresa Berganza

Así, al menos, lo recogió Federico García Lorca en su Colección de canciones populares antiguas, que sirvió de inspiración a Encarnación López La Argentinita para una estampa folclórica que estrenó en 1932 y más tarde, en 1943, para un cuadro flamenco que se vio por primera vez en el Metropolitan Opera House de Nueva York, con José Iturbi dirigiendo la orquesta y decorados creados por Salvador Dalí

EL CAFÉ DE CHINITAS

          1

En el café de Chinitas
dijo Paquiro a su hermano:
«Soy más valiente que tú,
más torero y más gitano».


          2

En el café de Chinitas
dijo Paquiro a Frascuelo:
«Soy más valiente que tú,
más gitano y más torero».

.


           3

Sacó Paquiro el reló
y dijo de esta manera:
«Este toro ha de morir
antes de las cuatro y media».


           4

Al dar las cuatro en la calle
se salieron del café
y era Paquiro en la calle
un torero de cartel..

ANA BELEN CAFE DE CHINITAS

En el Metropolitan Opera

POEMA DEL CANTE HONDO

el cabrero

malagueñas y  rondeñas

POEMA DE LA SOLEA
          
Tierra seca,
tierra quieta
de noches
inmensas.
(Viento en el olivar,
viento en la sierra.)
Tierra
vieja
del candil
y la pena.
Tierra
de las hondas cisternas.
Tierra
de la muerte sin ojos
y las flechas.
(Viento por los caminos.
Brisa en las alamedas.)http://users.fulladsl.be/spb1667/cultural/fglorca.html
POEMA DE LA SAETA
          
Cristo moreno
pasa
de lirio de Judea
a clavel de España.
¡Miradlo, por dónde viene!
De España.
Cielo limpio y oscuro,
tierra tostada,
y cauces donde corre
muy lenta el agua.
Cristo moreno,
con las guedejas quemadas,
los pómulos salientes
y las pupilas blancas.
¡Miradlo, por dónde va!http://users.fulladsl.be/spb1667/cultural/fglorca.html
POEMA DE JUAN BREVA
   
Juan Breva tenía
cuerpo de gigante
y voz de niña.
Nada como su trino.
Era la misma
pena cantando
detrás de una sonrisa.
Evoca los limonares
de Málaga la dormida,
y hay en su llanto dejos
de sal marina.
Como Homero cantó
ciego. Su voz tenía,
algo de mar sin luz
y naranja exprimida.http://users.fulladsl.be/spb1667/cultural/fglorca.html
POEMA DE LAS TRES CIUDADES MALAGUEÑA          

La muerte
entra y sale
de la taberna.
Pasan caballos negros
y gente siniestra
por los hondos caminos
de la guitarra.
Y hay un olor a sal
y a sangre de hembra,
en los nardos febriles
de la marina.
La muerte
entra y sale
y sale y entra
la muerte
de la tabernahttp://users.fulladsl.be/spb1667/cultural/fglorca.html

buika

mi niña lola

fusion

lagrimas negras

bebo y cigala

PASAJE CHINITAS

CAFE DE  CHINITAS

EL VITO


         
	Patente de corso, por Arturo Pérez-Reverte


Ayer vi de nuevo Las cosas del querer, de Jaime Chávarri, cuyo estreno me entusiasmó hace veinte años. Al poner el deuvedé temía que la película hubiera envejecido mal; pero lo cierto es que disfruté mucho. Las canciones son deliciosas, la historia está admirablemente contada, Ángela Molina sigue extraordinaria y guapísima, Ángel de Andrés Pérez borda su papel de pianista bruto y tierno, y Manuel Bandera está soberbio interpretando el personaje de Mario, inspirado sin rodeos en el inmenso, entrañable Miguel de Molina. Y como las cosas encajan unas con otras de manera misteriosa, hoy abro el periódico y me entero de que en Madrid hay una exposición, abierta hasta mayo, titulada: Miguel de Molina. Arte y provocación. No he ido a verla todavía, porque quiero escribir esta página con la película recién vista. En caliente. Para agradecer a Jaime Chávarri que hiciera lo que hizo, y para recordar a Miguel de Molina. Y no es un recuerdo cualquiera. Ni casual. Se lo dice a ustedes alguien que, cada vez que viaja por carretera, lleva puestos en el cedé del coche Ojos verdes, Don Triquitraque y La bien pagá. Entre muchas otras. 

La historia de Miguel de Molina es tan española, tan de aquí, que duele con sólo teclearla. Una historia de talento roto, quebrada y trágica como la de aquella generación partida por la guerra civil, maltratada por un bando vencedor que demostró, en sus infames representantes, una falta absoluta de compasión y de decencia. Miguel de Molina era el artista más notable de su tiempo, y con él se ensañaron los nuevos amos de España, poniendo en ello toda la chulería arrogante, despiadada, de quienes se sabían impunes y poderosos. Al chiquillo que había empezado fregando el burdel de María la Limpia en Algeciras, al artista original y personalísimo que arrasaba en tablaos y escenarios, que nada tuvo que ver con la política, no le bastaba, para el favor de la nueva gentuza –la que arrebató el poder a la anterior gentuza–, haber sido obligado a echar flores desde una tribuna y saludar brazo en alto el desfile de los vencedores, junto a Jacinto Benavente y otros artistas. Tenía, además, que trabajar para empresarios que le pagaban tres veces menos de lo que había cobrado durante la República. Purgar así haber animado con su arte a los soldados rojos en los hospitales de guerra, lo mismo que habría animado a los nacionales de haber caído al otro lado. Era la España eterna, de siempre: conmigo o contra mí. El caso es que Miguel de Molina se negó a renovar un contrato, y lo pagó muy caro. Al terminar una función, tres individuos que se identificaron como policías –uno de ellos, el conde de Mayalde, sería luego alcalde de Madrid– lo llevaron a un descampado, lo forzaron a beber aceite de ricino y le dieron una paliza, arrancándole el pelo y algún diente. Y mientras el infeliz preguntaba por qué le pegaban, los otros respondían: «Por rojo y maricón». 

Y luego, el exilio. Al artista enorme, ídolo de las radios y los escenarios, que había visto y oído nacer Ojos verdes en un café de Barcelona una noche de conversación entre él, Rafael de León y Federico García Lorca, le negaron los permisos para actuar, persiguiéndolo con saña allí por donde iba. La mano del franquismo era larga, entonces. Después de triunfar en Argentina, presiones de la embajada española lo forzaron a irse a México, donde también se le hizo la vida imposible –Jorge Negrete y Cantinflas lo putearon con muchas ganas– y terminó regresando a la Argentina de Perón. Allí escribió un poema –Cuando te duela España– que más o menos empieza diciendo: «Esquiva los cuchillos / de los recuerdos», y termina: «Que el pan es uno solo / en cualquier tierra». Y no volvió, claro. Regresó más tarde a España un par de veces, temporalmente –los periódicos lo machacaron a gusto por homosexual y republicano–, pero en realidad no volvió nunca. Se quedó allá, en Argentina, negándose durante mucho tiempo a ser entrevistado. Sin querer saber nada de su patria ni de los periodistas –yo fui uno de ellos, en 1978– que llamaron a su puerta. Cuando en el año 92, cincuenta y dos después de echarlo a palos, España le concedió la Orden de Isabel la Católica, a él ya le daba igual. Estaba fuera de plazo, y así lo dijo: «Esa reparación me llega demasiado tarde». Murió a los pocos meses, a punto de cumplir los 85 años, y está enterrado en Buenos Aires, en el cementerio de la Chacarita. Málaga reclamó sus restos el año pasado, pero yo creo que ni Málaga ni España lo merecen. A buenas horas, mangas verdes, habría dicho él. Mejor que lo dejen en paz donde está. Allí donde lo confinamos a palos, entre todos. Donde pudo quedarse. Nada resume mejor su vida que La bien pagá, aquella copla con la que una vez triunfó en los escenarios: «Ná te pido, ná te debo / me voy de tu vera, olvídame ya». Miguel de Molina, como tantos. Como siempre. La puerca España.

Las cosas del querer

Miguel de Molina

Sabina

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

ROMANCE SONAMBULO

LA ZAMBRA EN AL-ANDALUS 
Y SU PROYECCIÓN HISTÓRICAhttp://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=2661202&orden=0http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=2661202&orden=0http://es.wikipedia.org/wiki/Emilio_Pradosshapeimage_41_link_0shapeimage_41_link_1

Ultimamente han vuelto a recordar la tradición del flamenco en Málaga,

que llegó a tener hasta «catorce cafés cantantes y todos con cuadros flamencos magníficos» –testimonio

del cantaor y tocaor Mariano Morcillo

(Almería, 1870), por donde pasaban

las máximas figuras. Hay que remontarse a la época de los

cafés cantantes, en el siglo XIX,

aquella de «Málaga, ciudad bravía/

que entre antiguas y modernas,

/ cuenta más de mil tabernas/

y una sola librería».≤


El Café SinTecho fue el más viejo

de Málaga. Estaba situado en la

calle Siete Revueltas, en el lugar≤

que posteriormente ocupó el Café

del Sevillano. Su nombre lo debía

a que era un solar edificado en su

contorno sin techo y tenía una galería

porticada donde estaban situadas

las mesas y un tablao en el

centro. Entre la historia y la leyenda,

se asegura que en1862 se le entregó

aTomás ‘El Nitri’ la primera

llave del cante de forma espontánea,

a la que sirvió como modelo

la llave del toril de la plaza de toros.

Entre el XIX y primer tercio del

siglo proliferaron en Málaga numerosos

cafés: La Loba, El Turco,

El Suizo, el de la Marina, el España,

el de la Lobilla… Pero, sin duda,

el más emblemático de todos fue

el Café de Chinitas, que inspiró a

literatos –uno de ellos fue Federico

García Lorca–, compositores,

poetas, guionistas cinematográficos

y pintores. Se abrió sobre 1857

en el pasaje de Álvarez –hoy lleva

por nombre el del célebre café cantante–

y tuvo una de las mejores

programaciones de España. Allí

triunfaron La Parrala,Antonio Chacón,

El Canario, Manuel Torre, La

Trini, Fernando el deTriana, La Rubia,

La Cuenca, El Pena, El Cojo de

Málaga,Niña de los Peines,Manuel

Vallejo y un largo etcétera.

El Café de Chinitas, que fue el

‘sancta sanctorum’ del flamenco,

entró en declive y en1920 cambió

su nombre por el del Salón Royal,

pero el espectáculo degeneró de tal

forma que era raro el día que su empresario no era multado. Quedó convertido en un cabaret y eran tantos los escándalos que en él se

originaban que la autoridad tuvo

que decretar su clausura en 1937.

En el mismo tiempo también se

ofrecía flamenco en las ventasas en tadas en la zonas de La Caleta, entre

el cementerio inglés y El Morlaco.

Allí tuvo su venta La Trini.

Los artistas encontraron acomodo

en los teatros en los años cuarenta

y cincuenta, naciendo aquel

movimiento que se denominó

‘Ópera flamenca’, hasta que empezaron

a surgir los tablaos, compuestos

por un escenario, donde se cantaba,

bailaba y tocaba la guitarra,

mientras los clientes tomaban sus

copas en mesas alrededor. Los más

importantes abrían todos los días,

a partir de las once de la noche hasta

bien entrada la madrugada. Pronto

se convirtieron en un referente

de la cultura popular española en

los años 50, 60 y 70.


Madrid fue la primera ciudad

donde los tablaos comenzaron a

desarrollarse de manera importante,

multiplicándose en apenas unos

años.EnMálaga destacaban ElMañana,

en Torremolinos, y El Pimpi,

en la calle Alcazabilla, lo que actualmente

es Bodegas Pimpi.Aquí

comenzaron los grandes artistas

del flamenco local comoLa Cañeta,

PepitoVargas o La Repompa.

La Costa del Sol se convirtió en

un auténtico emporio del flamenco

coincidiendo con el ‘boom’ del

turismo. La proliferación de buenos

tablaos era constante. La Taberna

Flamenca, La Pagoda Gitana,

El Refugio, El Jaleo, el Tabarín…

Tanta era la importancia de estos

lugares, que numerosos artistas

que actuaban en Madrid venían

continuamente aMálaga, ya que

la veían como punto estratégico

donde obtener fama y dinero.

Málaga capital se sumó también a

este auge y el 12de junio de 1963

abrió sus puertas la Gran Taberna

Gitana de la mano de Antonio Rojas,

primero, y de Miguelón y Juan,

después. Estaba situada en la calle

Zorrilla, frente al Teatro Cervantes.

Por este local pasaron los mejores

artistas del momento: Porrina

de Badajoz, Antonio Mairena,

Manolo Caracol, Fosforito, Pansequito,

Juanito Maravillas, María

Vargas, El Indio Gitano, Rafael Farina,

Bambino, El Chaqueta, Pepe

Aznalcollar, Chocolate, Terremoto,

Amina…Aquí se dio a conocer

un jovencísimo José Monge Cruz,

más conocido por ‘Camarón de la

Isla’, que vino de la mano de Miguel

de los Reyes.

Muchas de las personalidades

que visitaban Málaga por aquellos

años tenían predilección por este

tablao. «Antonio Machín era un

asiduo. Le encantaba porque

representaba el arte y la cultura de Málaga

», recuerda el flamencólogo

Gonzalo Rojo. La Gran Taberna Gitana

fue también semillero de artistas.

Aquí empezó el guitarrista

Tomatito y aquí conoció a Camarón,

que luego lo convertiría en su

inseparable pareja hasta la muerte

del cantaor.A principios de los

años ochenta cerró definitivamente

sus puertas el que probablemente

haya sido el mejor tablao.

Los tablaos que buscaba el turista

ANTONIO ROCHE

Verdiales de Málaga maestro Poveda

1956 Verdiales estilo Montes

Chiquito en el Jaleo, Pepito Vargas y  Amina en La Taberna Gitana

Verdiales de los montes de Málaga

Verdiales estilo Almogía

Rondeñas de Paco de Lucia (1972)

Solea De Juan Breva

Rafael Farina

HISTORIA DEL FLAMENCO PARTE 15

Pepa Flores

Tangos de Málaga

CURRO LUCENA

Malagueña de CHACON

JABERA Y

Fandango de la calle...

José Feliciano Malagueña

Peter Evans

El Rubio

Don Gregorio Sánchez Fernández

la rubia de malaga

JOSE MENESE

TANGUILLOS DE MALAGA

Antonio Molina y Diana Navarro

EL CAFÉ

DE CHINITAS

JOSEFA FLORES GONZALEZ
marisol cantante actrizhttp://es.wikipedia.org/wiki/Pepa_Flores
Alfredo arrebolahttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina

Sebastian el pena

la antequeranahttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina
Diego el perotehttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina
niño de velezhttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina
pena hijohttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina
Juan de la lomahttp://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Molina

bares cantantes tascas - cafes teatro

ventas

peña juan breva

cafe madrid

cafe el gallo

la alegria

LOS SITIOS DEL CANTE

los candiles

POVEDA Malagueña de CHACON

Canillas Tangos del Piyayo

El Piyayo