Mainake   Griega          600 ac - 218 ac
 
MAINAKE
PRELIMINARES

La plata de Tartessos y el conflicto con los fenicios en todo el mediterráneo por el comercio y las colonias, empujaron a los griegos de Samos a fundar en los confines de los mitos de Ulises, la ciudad de Mainake cerca del río Vélez , los intercambios por el interior con los Tartessos y la confrontación continua con fenicios, cartagineses y romanos marcaron el destino en estas tierras.

Algunos historiadores apuntan que el Cerro del Villar fue la primera Mainake griega. De la anexa al río Vélez, las primeras noticias las dio un navegante de otra ciudad de la Magna Grecia, Massalia (hoy Marsella), en el siglo VI a. C, por lo que es posible que los colonos griegos no esperaran a la extinción del poblado fenicio del Cerro del Villar para construir su propia urbe, aunque sí lo harían, de manera inevitable tras la catástrofe, para repoblarla y consolidarla. Poco después, en el mismo siglo, fue el poeta latino Rufo Festo Avieno el que incluyó una referencia a Mainake en su Ora marítima

Isla de Samos

Todas estas colonias fueron importantes centros comerciales y focos de expansión helenismo.

La importancia la colonización griega fue grande. Todos los pueblo las orillas del Mediterráneo comerciaron gracias a con los griegos. A través de este comercio recibieron influjo cultural helenístico. El arte íbero, celta y e acusan una marcada influencia del arte griego .

Lo mismo acaece con el etrusco. La religión griega  . ya en objetos de culto, ya en la presencia de las deidades, influyó también poderosamente en estos pueblos

Diversas escrituras mediterráneas, como la íbera, arrancan de la griega, a través de las colonias.

El arqueólogo que más ha contribuido al conocimiento de Mainake fue el alemán Adolf Schulten (1870-1960), quien, especialmente después de la Guerra Civil, dedicó sus esfuerzos a desentrañar las huellas de esta colonia griega. Los trabajos arqueológicos de Schulten (que fijó una edición crítica de la Ora Marítima de Avieno, incluida en su monumental Fontes Hispaniae Antiquae) en la zona deben entenderse en el marco de la búsqueda de Tartessos, a la que acudieron en su día fenicios y griegos y cuyo verdadero centro quiso descubrir el alemán, sin éxito. Schulten trazó una línea de continuidad entre Mainake y el cercano emplazamiento de Mainoba, en Cerro del Mar, construido por los romanos después de que los griegos fueran vencidos. El misterio de Mainake, desde entonces, aguarda una respuesta.http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/Mapa0b.jpg&imgrefurl=http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/TARTESSOS_AVIENO.htm&usg=__yIK8TjUW9ghTZd3MViHsLKHkusw=&h=1138&w=612&sz=153&hl=es&start=106&sig2=xNPvxrkmWqVdB_poAk1ejg&um=1&itbs=1&tbnid=mKKkiI9T52RVHM:&tbnh=150&tbnw=81&prev=/images%3Fq%3Dmapa%2Bmainake%26start%3D90%26um%3D1%26hl%3Des%26client%3Dsafari%26sa%3DN%26rls%3Den%26ndsp%3D18%26tbs%3Disch:1&ei=4wkxTPjKENClOL-SkYMH

Heracles tomó prestada la Copa de Helios para navegar sobre el océano y llegar a la tierra de Gerión. Mató a éste y regresó al reino de Euristeo con el ganado. Fue Hércules quien separó las dos rocas para abrir el camino al Océano Atlántico.

Primitivamente, Melkart fue una divinidad fenicia de la ciudad de Tiro, a la que estuvo consagrado en un principio el templo de Heracles en la antigua ciudad de Cádiz. Su culto, centrado en el fuego sagrado de las ciudades, se extendió por todas las colonias de Tiro.

El lugar en donde fue situado el templo inicial en Cádiz, cerca del estrecho de Gibraltar, fomentó la leyenda de la separación de las Columnas de Hércules, en principio llamadas Columnas de Melkart por los fenicios, más tarde Columnas de Heracles por los griegos hasta el actual nombre romano.

Heracles contra Gerión
Argantonio 
de Tartessos
HERCULES

En el desarrollo de su décimo trabajo Hércules llegó hasta la ya mencionada isla de Eritrea montado en la Copa de Oro del dios Helios. Allí se enfrentó primero al perro de dos cabezas Orto, hermano del Can Cerbero, al que mató con su maza. Después dio muerte al pastor Euritión, hijo de Ares, que guardaba el rebaño de rojos bueyes del entonces rey de Tartessos: el gigante Gerión, un ser mitológico hijo de Crisaor y Calirroe, que poseía tres cuerpos unidos por la cintura y tenía fama de ser el hombre más fuerte del mundo. Por fin entraron en liza Hércules y Gerión y tras brava lucha el hijo de Zeus consiguió lanzar una certera flecha al costado del gigante atravesando sus tres cuerpos. Como el hijo de Crisaor permanecía de pié a pesar de la terrible herida, Hércules hubo de abatirlo con tres flechas más.

Hera, la siempre engañada esposa de Zeus, se apresuró a acudir en ayuda de Gerión pero su hijastro Hércules le lanzó un nuevo proyectil que la hirió en el pecho derecho y la hizo huir. Así se apoderó el semidios de los espléndidos bueyes rojos, de los que se decía estaban tan bien alimentados por los ricos pastos de esta tierra que su leche no daba suero y era toda cuajo y que había que aplicarles ventosas cada cierto tiempo para que no se ahogasen en su propia sangre.

Hércules se embarcó de nuevo en la Copa de Oro navegando hasta Tartessos donde devolvió agradecido la singular nave a su dueño, el dios Helios. De la sangre de Gerión nació un árbol que, cuando es visible la constelación de las Pléyades,produce unas frutas parecidas a cerezas sin hueso. Estas raras bayas otorgaban el poder de la clarividencia.

También se dice de Gerión que nació en una cueva junto al manantial del que surge el río Tartessos “de raíces argénteas” en las montañas del interior de sus dominios, por lo que en ocasiones se le ha identificado con el propio río Tartessos, es decir, el Guadalquivir que en aquella época formaba tres brazos en su desembocadura, como los tres cuerpos del rey gigante.

También se habla de un castillo de Gerión ó Arx Gerontis que algunos identifican con el actual islote de Salmedina. Gerión no murió sin descendencia. Su hija Eriteya tuvo con Hermes a un varón al que llamaron Nórax. Nórax, ya como rey de Tartessos, colonizó Cerdeña y fundó la ciudad de Nora, la más antigua de la isla.

Hercules-Melkart
Conocido entre los fenicios por el nombre de Melkart, disfrutó en esta época de un gran templo consagrado a su persona en la parte más oriental de la isla de Eritrea, actual islote de Sancti Petri, donde se erigieron en su honor dos enormes columnas de bronce de ocho codos de altura que llevaban inscrito el coste de su construcción.
 El templo de Melkart fue famoso y muy visitado en su época; en él hacían sacrificios los marineros siempre que volvían sanos y salvos de un viaje y bajo sus muros se decía que corría una mágica corriente que aumentaba con la marea baja y disminuía en la pleamar.
El héroe tuvo que realizar dos de sus famosos “trabajos” en tierras de Tartessos; a saber: el robo de los bueyes de Gerión 
Y el robo de las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides.
Hercules y 
las Hespérides
Melkart
Herekleión de Cadiz

Cuando Hércules llegó al Jardín, siguiendo el consejo de Nereo, pidió a Atlante que arrancase las manzanas de oro mientras él lo sustituía en la terrible labor de sostener el cielo. Atlante, alegre por verse libre de semejante carga aunque solo fuera un rato pero temeroso del terrible Ladón pidió a Hércules que matase antes al dragón.

El héroe lo hizo con una flecha que disparó sobre la muralla del jardín y luego colocó sobre sus fornidos hombros la esfera celeste. Atlante pidió a sus hijas que cogieran tres manzanas y ya con las doradas frutas en su poder regresó junto a Hércules. A Atlante no le seducía en absoluto volver a su antigua ocupación así que dijo a Hércules que él mismo llevaría las manzanas al rey Euristeo y que tardaría unos meses en volver.

El hijo de Zeus simuló aceptar pero pidió a Atlante que aguantase el cielo solo un momento más mientras él se colocaba un almohadón para mayor comodidad. Atlante, que no era muy vivo por cierto, aceptó y Hércules aprovechó para recoger las manzanas y largarse con viento fresco.

Cerro del Villar
Rio Guadalhorce
ATLANTE
Pitágoras
 de Samos
HERA
Los Trabajos del mangante
ODISEA
Pueblos y situación

El documento más antiguo sobre Tartessos fechado hasta hoy es el poema Ora Marítima de Rufo Festo Avieno. Aunque fue compuesto alrededor del año 400 después de Cristo se entiende que el poeta utilizó como fuente principal de inspiración un periplo masaliota escrito por Euthymenes en el siglo VI antes de Cristo y acaso alguna fuente fenicia aún más antigua. En este documento se menciona la ciudad de Tartessos situada entre los brazos que formaba en su desembocadura un río que corresponde al actual Guadalquivir.

Del escrito se deduce que Tartessos imperaba sobre una gran región que se extendía desde el levante peninsular, mencionando expresamente la ciudad de Herna y la desembocadura de un río que bien podría ser el Segura o el Vinalopó, hasta la desembocadura del Guadiana en la mitad sur de Portugal. Recoge también Avieno los nombres de varios pueblos relacionados con los Tartessios, como los Cilbicenos, los Etmaneos y los Ileates, además de los habitantes de la regna Selbyssena.

Sin embargo otros autores nos envían una foto mucho más reducida del imperio tartesio. Hecateo de Mileto, a fines del siglo VI antes de Cristo, en su Periegesíssepara específicamente las ciudades de Tartessos de las de los mastienos que ocuparían gran parte de la Andalucía oriental, mencionando como ciudades mastienas Mainobora, cercana al actual río Vélez, Sixo, la actual Almuñecar, ó Sualis (Fuengirola). Esto reduciría el ámbito tartesio a la zona sudoeste de la península. Hecateo también menciona ciudades tartesias como Elibirge (puede que la actual Andujar) ó Ibila, probablemente ambas situadas en el valle del Guadalquivir.

Herodoto de Heraclea, ya en siglo V antes de Cristo, nombra a los tartessios junto a otros pueblos como los Cinetes, los Gletes, los Elbisinios, los Mastienos y los Celcianos, todos situados en las costas del estrecho.

Cualquier lector de la Odisea habrá disfrutado con la narración homérica del descenso de Ulises al Hades, donde mantiene ilustrativas conversaciones con diversos muertos, algunos de los cuales le tocan muy de cerca. Este episodio constituye la cumbre literaria del tránsito del héroe durante diez años antes de regresar a su Ítaca, que inició una vez acabada la guerra de Troya. La tradición sitúa el mapa del tránsito del Ulises exiliado y castigado por los dioses, polifemos y sirenas en la Magna Grecia, esto es, los territorios que ocuparon los colonos griegos en el tramo más occidental del Mediterráneo: el sur de la península italiana, Sicilia, el litoral mediterráneo francés (con ciudades como Niza, Marsella y Antibes) y, en el extremo, Mainake, construida en la ribera del río Vélez en Málaga

PERSEO
ULISES
Cerro del Peñón
Rio Vélez
Rio Vélez
Calypso y Ulises

Toscanos es tanto el nombre de un conjunto de pequeños yacimientos, como a la vez de esto es el nombre específico del yacimiento principal de la zona. El complejo, además de por Toscanos, está formado por Alarcón, Cerro del Peñón y Cerro del Mar.

  El principal yacimiento es el de Toscanos, que estaría al pie de una antigua bahía. Ocuparía un pequeño altozano, desde  el cual se podría dominar con la vista toda la llanura que se da a lo largo del río Vélez, al igual que la importante bahía, la cual mantuvo su configuración primitiva desde la llegada de los fenicios hasta la Edad Media. De esta forma, y por todos los sedimentos y los aluviones que llevó el río con el paso del tiempo, se ha obtenido como resultado la configuración actual de la línea de costa.

Thymiaterion de bronce del Cerro del Peñón
Mezquitilla-Algarrobo

"Los habitantes de Focea, por cierto, fueron los primeros griegos que realizaron largos viajes por mar y son ellos quienes descubrieron el Adriático, Tirrenia, Iberia y Tartessos. No navegaban en naves mercantes, sino en pentecónteros. Y, al llegar a Tartessos, se hicieron muy amigos del rey de aquel lugar, de nombre Argantonio, que gobernó a Tartessos durante ochenta años y vivió ciento veinte. Pues bien, los focenses se hicieron tan grandes amigos de aquel rey que, primero, les animó a abandonar Jonia y a establecerse en la zona de sus dominios que prefiriesen; y, posteriormente, al no lograr persuadir a los focenses sobre el particular, y enterado de la amenaza que para ellos suponía la expansión de los medos, les dio dinero para que circundaran su ciudad con un muro. Y se lo dio a manos llenas, pues el perímetro de la ciudad mide, efectivamente, no pocos estadios y toda ella es de bloques de piedra grandes y bien ensamblados".


Según las noticias de Heródoto el rey tartesso Argantonio llegó a ofrecer a los focenses, amenazados por los persas, que se establecieran en la zona de sus dominios que prefiriesen. Al no ser aceptado el ofrecimiento Argantonio les entregó una elevada cantidad de plata destinada a reforzar las murallas de Focea. Esos esfuerzos, sin embargo, no tuvieron el fruto apetecido y en el año 540 los hombres de Ciro destruyeron Focea, muchos de cuyos habitantes (más de la mitad) la abandonaron y buscaron refugio en Alalia, en la isla de Córcega.

 

Los focenses habían dejado pasar la oportunidad de establecerse en Tartessos y cuando su ciudad fue arrasada Argantonio ya había fallecido. Eran tiempos, además, en que el poder de Cartago se estaba consolidando en el sur de España. Solo cinco años después de la caída de Focea, en el 535, una alianza naval de Cartago y los etruscos se enfrentó victoriosamente a los griegos precisamente en Alalia y, de nuevo, los focenses hubieron de emprender otro éxodo masivo, en esta oportunidad en dirección a las costas de Italia, en donde fundaron la ciudad de Elea.

 

Hemos de pensar que la generosidad de Argantonio con los focenses pudo deberse a que realmente estaba intentando buscar nuevas salidas a la situación de monopolio que hasta entonces habían ejercido los mercaderes fenicios sobre el comercio de Tartessos. En el año 573 se produjo la caída de Tiro en poder de Nabucodonosor, rey de Babilonia, lo que supuso la desconexión de las relaciones entre las colonias fenicias de Occidente y sus metrópolis del Oriente. Argantonio, viendo como su reino atravesaba una profunda crisis al no conseguir dar salida a sus productos mineros y preocupado igualmente por la amenaza que suponía el creciente poder de Cartago, intentó convencer a los focenses para que se establecieran en sus dominios y consolidaran sus relaciones comerciales.

La "Ora Marítima" de Rufo Festo Avieno, poeta latino, escrita a mediados del siglo IV d.C., contiene en sus versos una detallada descripción del Occidente del Mediterráneo, utilizando como fuente de información, entre otras, un Periplo que debió ser confeccionado por un marino de Massalia a mediados del siglo VI a.C.

 

Avieno, como otros autores grecorromanos tardíos, sentía un especial interés por los textos remotos que hacían referencia a viajes antiguos. Gracias a ese interés por el Periplo marsellés se nos ha conservado este importante documento, que nos habla de las vías de comunicación que permitían el acceso al mítico emporio de Tartessos.

 

Schulten, estudioso de Tartessos, afirmaba que una vez depurada la "Ora Marítima" de diversos añadidos, entre ellos interpolaciones de la "Geografía" de Eforo y diversas adiciones del propio Avieno que incluyen patéticas declamaciones sobre la antigua prosperidad de ciudades ya desaparecidas cuando él escribe, se nos aparece nada menos que la descripción de un navegante massaliota acerca de su viaje a Tartessos en los tiempos del siglo VI a.C.

http://www.cedma.com/archivo/jabega_pdf/jabega26_43-48.pdf

Asociación Tartessos con Mainake

Así como los tirios fundaron a Gades, también los focenses, Griegos de Jonia, fundaron una colonia destinada a facilitar su comercio con Tartessos: esta colonia fue Mainake. Hallábase al este de Málaga, y más tarde, cuando los cartagineses cerraron el estrecho, se unió a Tartessos por medio de una carretera . La tradición no nos ha transmitido la fecha de la fundación de Mainake, pero debió de ser antes de la fundación de Marsella, antes de 600. Cabe preguntarse por qué los focenses no situaron su colonia en las proximidades de Tartessos, como hicieron los fenicios cuando fundaron Gadir. No puede ser ni por culpa de los focenses ni por culpa de los tartesios, y, sin duda, fue debido a la rivalidad de los tirios. Mainake tiene un interés especial por ser la más occidental de las colonias griegas, el otro polo de Dioskurias, en el Ponto, que es la más oriental. Así, los jonios emprendedores consiguieron colonizar todo el Mediterráneo, de un extremo al otro.

Mainake, como Tartessos, fue destruida por los cartagineses, y desde entonces quedó sepultada en el olvido, hasta el, punto de haberse confundido con Malaca, como Tartessos se confundió con Gades. Pero en el último siglo antes de Jesucristo, sus ruinas eran aún visibles y revelaban claramente la traza helénica de la ciudad

Además de las factorías, los focenses construyeron carreteras, como la que iba de Mainake al estuario del Tajo, pasando por Tartessos . También era focense, si no en la traza, por lo menos en la construcción, uso y nombre, la vía comercial que iba de Tartessos por la costa oriental hacia el Norte: el «camino de Hércules». Por esa carretera cuentan que condujo Hércules a Grecia los toros de Geryoneus; lo cual significa -traducido al idioma histórico- que esa vía arrancaba de Tartessos; era la vía de la plata y del estaño.Peor aún que para los focenses fue la batalla de Alalia para los tartesios. Esa batalla eliminó a los griegos del mar occidental, y abrió a los cartagineses los caminos que conducían a los tesoros de Tartesos Los cartagineses fueron peores aún que los tirios. No debieron tardar mucho en alargar sus codiciosas manos hacia la tierra de la plata

La Atlántida se halla situada en una isla del Océano Atlántico, antes de llegar a las columnas de Hércules y en las proximidades de Gades . Tartessos empero estaba asimismo fuera de las columnas y próxima a Gades, edificada en la isla que formaban los dos brazos de su río. La riqueza de los atlántides consistía en primer termino en los tesoros de metal, que sacaban de las montañas del país. Este dato de carácter tan particular no es de seguro inventado. Ahora bien: se aplica a Tartessos como a ninguna otra ciudad. Entre los metales sobresalía el bronce tartessio , que se encontraba en muchos lugares de la isla y era preciado como el oro; hoy empero —dice Platón— solo se le conoce por el nombre . Ese oricalco no puede ser el cobre, harto común en tiempos de Platón, sino una mezcla, a base de cobre, que tuviera gran valor en otro tiempo y quedase olvidada mas tarde; no empero la aleación con zinc, el cobre amarillo o latón, que luego recibió el nombre de oricalco, y que era aun desconocida en la época de Platón199, sino mas bien una clase de bronce, antaño famoso y desaparecido después, como el aes Corinthium [bronce corintio]. Tal era el bronce tartesio, que gozaba de universal fama. Los focenses lo exportaban, como lo prueba el tesoro de los Sikyones en Olimpia, adornado con bronce tartesio y construido hacia 650 . La afirmación que hace Platón de que el oricalco venia por su valor inmediatamente después del oro , se aplica perfectamente a Tartessos, en donde la plata no valía nada.

Generalización del plano mitológico. Hace tiempo vimos que mito e Historia no son realidades contrapuestas sino sucesivas. Existe por supuesto un mito puramente espiritual y cosmogónico, pero también hay una mitología imbricada en lo mundano a través de los héroes y sus hazañas. A veces se nos está contando algo que es más histórico que divino (como sagas reales, exploraciones geográficas, crisis sociales, etc.), pero que ha sido dotado de un formato metafórico, fantasioso y musical para sobrevivir los estragos de la tradición oralhttp://afroiberia.blogspot.com/2010/04/mitologia-griega-y-afroiberia.html
Rufo festo
Avienohttp://www.ulpgc.es/descargadirecta.php?codigo_archivo=27321

“Cada anillo de tierra lo rodearon de un muro de piedra, colocando torres y puertas en los puentes y a la entrada de las bóvedas de los canales. La piedra que usaban era blanca, negra y roja. Algunos edificios eran sencillos, pero otros eran de diversos colores, combinados para agradar a la vista. El muro exterior estaba cubierto por una capa de bronce, el siguiente de estaño, y el tercero de oricalco. Los palacios de la ciudadela estaban construidos de la siguiente manera: En el centro, un templo sagrado dedicado a Cleito y Poseidón, inaccesible y rodeado por un recinto de oro. Aquí estaba el templo de Poseidón, de un estadio de longitud y medio de ancho. El exterior del templo estaba recubierto de plata, y los pináculos de oro. En el interior, el techo era de marfil labrado con oro, plata y oricalco, y el resto, muros suelos y columnas, estaban recubiertos de oricalco.  

    En el templo estaban un altar de gran tamaño y maestría, de tal tamaño que con la cabeza alcanzaba al techo del edificio, y en torno a él, nereidas cabalgando en delfines. Junto a las fuentes de agua fría y caliente edificaron jardines, edificios y piscinas, unas abiertas y otras techadas, para ser utilizadas en invierno.   De allí salían acueductos que llevaban el agua al resto de los anillos. En los demás anillos había jardines y lugares para hacer ejercicio. En el mayor de los anillos había una pista para carreras de caballos, de una longitud que podía dar la vuelta a la isla. También había casas, la mayoría para los guardias. Los muelles estaban llenos de trirremes. Ya fuera de la ciudadela, alrededor del canal que conducía al mar, había multitud de viviendas, y el canal estaba lleno de buques mercaderes. Respecto al resto de la isla, la llanura era suave y alargada, extendiéndose tres mil estadios. Estaba rodeada de montañas, famosas por su tamaño y belleza.”

Templo de POSEIDON
Platon

Las noticias concretas más antiguas disponibles sobre las islas "KATTITERIDES" son las de un escrito conocido como "Viejo Periplo",debido a un anónimo navegante de hace 2.600 años~ es decir,de al menos seiscientos años

más moderno que el momento más floreciente del comercio fenicio antes citado, y en consecuencia poco fiable como prueba directa.

En dicho escrito se describe el tráfico de los metales procedentes de Iberia: cobre, oro, plata, hierro y estaño que son comercializados por los Fenicios por todo el orbe Mediterráneo, obteniéndolos de los Tartessos, habitantes de la Turdetania, mineros productores de los cuatro primeros e intermediarios comerciales en el caso del estaño.

Aunque los bronces tartessos ya manufacturados llegaron a adquirir gran renombre por su calidad, y la existencia de yacimientos de casiterita en el sur de la Península (en las provincias de Badajoz, Córdoba y Jaén) muy próximos a los más conocidos de cobre, podrían sugerir una relación directa e~

la explotación de ambos metales por los Turdetanos y el origen de las importantes cantidades de estaño comerciadas por los Fenicios, tanto en el Viejo Periplo, ya citado, como en la primera geografía conocida de Iberia,

la del griego EStrabon, con unos 2.000 años de antigüedad, se citan las Islas Kattiterides como principal lugar de procedencia del metal en cuestión,

sin duda una de las primeras materias primas de alto valor estratégico. Dos sitios emblemáticos para ser estas islas son  : en Cornualles y Galicia en la posible isla de Casitérides la Isla de Sálvora

EStrabon en su Geographik~, Libro 11: Ibería, las describe así: " Las Islas Kattiterides son en número de diez, todas ellas muy cercanas entre sí y sitas hacia el norte del Puerto de los Artabroi, en plena mar. Una de ellas está desierta, las demás están habitadas por hombres que visten mantos negros y llevan encima túnicas talares sujetas alrededor del pecho , y que caminan con báculos ". Descripción Celta que concuerda con las dos opciones Cornualles y las Islas Casitérides como la Sálvora.

Pausanias

Eratóstenes (284 AC.) Hiparco, Hecateo de Mileto, Eforo, Herodoto  Pausanias, Polibio Y Posidonio son algunos de los historiadores que trataron sobre los habitantes de la Época.

copiados por estrabón, este introduce “algunas” inexactitudes sobre la época.

Estrabón
Herodoto
Hércules y gerión
POSEIDON
Hércules y las hesperides
Perseo y Medusa
crisaor
Templo de POSEIDON en la Atlántida
GARGORIS Y HABIDIShttp://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/29000694/helvia/sitio/upload/La_Leyenda_de_Gargoris_y_Habidis.pdfshapeimage_43_link_0
hesperis
la Madre
Templo de POSEIDON
Samos
Focea y samos
Calipso
eratostenes
hecateo de Mileto
hiparco
eforo de cime
Cerámica Jónica Colegio San Agustín
Vaso ätico
Siglo V AC
Calle Cister
Vaso Corinntio
Siglo VI AC
Calle Cister
ESCARABAJO EJIPCIO
MALAGA

Estrabón afirmaba: a comienzos de nuestra Era, que algunos pensaban en su época que esa colonia era la misma ciudad de Malaca, cosa que desmentía rotundamente afirmando que las ruinas de Mainake aún se veían en su tiempo al oriente de Malaca y que aquellas mostraban una planta regular de tipo griego, frente al desordenado urbanismo semita que ofecía la urbe malacitana: "En esta costa la primera ciudad es Malaka (Málaga), distante de Kalpe (Gibraltar)tanto como ésta de Gadeira (Cádiz) ... Creen algunos que es la misma Mainake que, según hemos oído, era la última de las ciudades de los foceos hacia Occidente, cosa que no es así, ya que ésta está más lejos de Kalpe y ha sido destruida, aunque conserva todavía las trazas de una ciudad griega, en tanto que Malaka está más cerca y tiene una planta fenicia". La identificación de Malaca con Mainake también se ve en un fragmento del periplo marsellés del siglo VI a.e. que, en el siglo IV d.e., copió Rufo Festo Avieno en unos versos (vss. 426-431) de su Ora maritima .

que dicen: Malachae que numen urbe cum cognomine / Men(e)aceprior(e quae) vocata est saeculo. / Tartes(s)iorum iuris iIlicínsula / antistat urbem, Noctilucae ab íncolis / sacrata prídem. In insula stagnum quoque / tutusque portus. Oppídum

enacesuper,


es decir: y el río de Malacha con la ciudad del mismo nombre, siglos atrás llamada Menace. Allí, delante de la ciudad, hay una isla del dominio de los tartessios, consagrada, tiempo atrás, a la diosa Luna por los habitantes del lugar. Cerca de la isla hay una laguna y un puerto espacioso. La ciudad de Menace está colocada en lo alto.


También en esa Ora maritima se nombra (vss. 178- 182) un camino interior por el que desde Mainake se llegaba a Tartessos en la zona del Bajo Guadalquivir en cinco días de marcha. Todas estas precisas indicaciones en una fuente literaria tan antigua como lo es el periplo del VI a.e. utilizado por Avieno, se complementan, además, con la noticia atribuida a Hora, autor del siglo fV a.e., y que recoge el Pseudo Skymnos de Chios según la cual esta ciudad de Mainake era una fundación de los griegos de Massalia  (Marsella). Se ha venido afirmando que, por esa noticia, precisamente, de ser Mainake una colonia massaliota, su fundación se habría  producido en torno al año 600 a.e. y que su final habría tenido lugar poco después del año 535 a.e., fecha de la batalla de ALalia.

Otras fuentes mencionan una ciudad cuyo nombre recuerda al de Mainake. Hecateo, un escritor de Mileto de hacia el 500 a.e.,en un texto recogido por Esteban de Bizancio, cita la ciudad de Mainóbora, un núcleo urbano que con ligeros cambios en su nombre habría pervivido a lo largo de bastantes siglos. Ésta será la misma Maenoba que nombra Pomponio Mela, la Maenuba de Plinio, la Maínoba que con grafía griega aparece en Ptolomeo y a laque el Itinerario de Antonino llama Menova y el Anónimo de Rávena, Lenubar y Lenuba. Por lo que estos autores señalan al respecto, se puede localizar esta Mainóbora/Menoba con bastante certitud hacia la desembocadura del río de Vélez,punto intermedio entre las colonias fenicias de Almuñécar (Sexi) y Málaga

(Malaca). Por la identificación de Mainake con Maínobora, Adolf Schulten localizó el emplazamiento de la colonia  massaliota en ese lugar de la costa oriental de Málaga, al  pie del Cerro del Peñón de  Almayate, cerca de Torre del Mar. A partir de los años veinte del pasado siglo y utilizando como guía lo que sobre la griega Mainake indicaban los autores clásicos que hemos nombrado, este investigador alemán realizó diversas exploraciones en el entorno de la desembocadura del Vélez.


Supuso que la acrópolis de la ciudad de Mainake debió estar en la parte alta de ese Cerro del Peñón(Or. mar., 431: Menace está colocada en lo alto) y el puerto y la isla de Noctiluca al pie de aquél promontorio en  el delta del río.Esta opinión la mantuvo Schulten durante algún tiempo, aunque después creyó reconocer los restos de la ciudad griega en la orilla occidental del río, mientras identificaba a la indígena Maenuba en el Cerro del Mar en la margen contraria.


Mas tarde, haciendo una nueva interpretación de los textos y concordando esas noticias con la topografía del lugar, cambió su primitiva hipótesis y ubicó a Mainake en el Cerro del Mar, colocando, por tanto, a Maenuba en el montículo del Cerro de los Toscanos en la otra orilla del río,

aunque la isla con el templo consagrado a la diosa Luna la siguió reconociendo en el delta de la desembocadura del Vélez. Con el mismo afán romántico con que intentaba localizar la capital de Tartessos, y con el fin de comprobar sus nuevas tesis sobre la ubicación de Mainake y de su heredera Maenuba,

Tras los trabajos de Schulten, se han venido formulando sobre Mainake hipótesis bien diversas.


El lugar en donde estuvo se ha planteado en sitios diferentes al propuesto por el filólogo alemán; ha sido motivo de amplia discusión el que una ciudad tan antigua ya presentara una planta hipodámica como la que le atribuía Estrabón;


se han replanteado las fechas de su fundación y de su dudosa destrucción; incluso, ha sido negada su propia existencia o se ha supuesto haber sido realmente no un núcleo urbano estable, sino simplemente una especie de concesión comercial dentro de los dominios tartesios

Ruta del Estaño
ALFABETOShttp://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/TARTESSOS_Cuadro_escrituras_lengua_prerromanas.htmshapeimage_61_link_0
prehistoriaPrehistoria.html
tartessosTartessos.html
del marTartessos.html
feniciosMalaka.html
cartagoMalaka.html
grecia
romaMalaca.html







bizancioMalaca.html







godosGodos_-_Cristianos.html







IslamMalaqa.html







cristianosGodos_-_Cristianos.html







modernaMalaga.html







1800...2000Contemporanea.html







XXI2012......html