Malaka  Fenicia-Cartago   800 ac - 218 ac
 
MALAKA
PRELIMINARES
Cuando el malagueño o un turista pasea por calle Cister, San Agustín o Alcazabilla, probablemente no sepa que bajo sus pies reposan tres milenios de historia. Pocas ciudades pueden presumir de una historia tan intensa y extensa como Málaga. Recientes excavaciones en la calle Cister vienen a confirmar que ya desde el siglo VIII antes de Cristo hubo un importante asentamiento humano en esta pequeña elevación que hoy ocupa la Catedral y calles adyacentes. Un área que debe tener algo de espiritual y místico, pues hace ya casi tres mil años, los fundadores de Malaka elevaron aquí el primero de los santuarios conocidos de la ciudad.


Los fenicios son los que fundan en el siglo VIII AC en la desembocadura del rio Guadalhorce la colonia Malaka. Comenzó, por parte de estos comerciantes semitas, una interesada búsqueda de las riquezas naturales de la región y, con ella, una carrera de reconocimiento de nuestra geografía y de sus gentes.

En aquellos primeros contactos está el origen de una serie de leyendas, verdaderos enigmas de nuestro pasado más remoto, entre las que sobresalen los mitos de Tartesos y de la colonia griega de Mainake.

Ritos de tipo astral :En el terreno del solar de calle Cister, 3, con fachada también a San Agustín, 4 han aparecido dos altares o aras.

Estos santuarios estarían relacionados con las transacciones comerciales, sirviendo como elemento canalizador de las mismas. El santuario estaría formando parte de un barrio, una pequeña población quizás todavía sin consolidar, pero no separada de la trama urbana. La ubicación y construcción de los altares tiene claros indicios de servirse de modelos en cuya ejecución predominan los ritos de tipo astral. Sus paralelos iconográficos han relacionado estos altares con la figura del lingote chipriota, tan arraigado en la cultura mediterránea; la piel de toro, con claras implicaciones indígenas; o los dioses Baal y Astarte.

Los altares documentados pertenecen a fases diferentes, indicando distintos periodos de vida para el recinto. Ambos están construidos con barro de coloración amarillo-verdosa, de forma rectangular y con los lados ligeramente cóncavos.

Con las excavaciones realizadas en el número 3 de la calle Cister, algunas teorías sobre la colonización fenicia en el área mediterránea deberán ser puestas al menos en cuarentena. «El proceso colonizador de Málaga y su bahía colocan a la ciudad como uno de los emplazamientos más antiguos del Mediterráneo, una cronología que sólo tiene confirmada Huelva», asegura la arqueóloga.

Una lectura más doméstica de este importante trabajo arqueológico aclara también algunas dudas sobre el papel de la ciudad como asentamiento humano. Si hasta ahora se entendía que los primeros colonizadores fenicios se instalaron en Cerro del Villar (junto a la desembocadura del Guadalhorce), las evidencias arqueológicas indican que, al menos, ambos yacimientos fueron coetáneos, pasando Malaka en momentos posteriores a desarrollar una entidad urbana lo suficientemente importante como para absorber a aquella otra población.

Destaca la complejidad de la muralla que se ha documentado. Si en el lienzo de muralla que apareció en el sótano del Museo Picasso había dos torres, en Cister se ha encontrado un bastión adelantado marcando una de las puertas de acceso a la ciudad, mirando hacia el Guadalmedina. «Encontramos así un sistema defensivo complejo que nos puede indicar la defensa de una de las puertas de la ciudad», aclara la arqueóloga.

En momentos posteriores, en lo que los expertos denominan periodo fenopúnico, esa línea defensiva se completa con otra exterior, en la que se construyen una serie de bastiones defensivos rectangulares. Se relaciona este magnífico recinto defensivo con políticas de transacciones entre el mundo oriental y el indígena. «Construcciones como murallas y puertas de acceso a la ciudad -sostiene la arqueóloga- se convierten no solo en baluartes defensivos, sino en la mejor expresión de prestigio del poder político y económico».

Como es habitual en las excavaciones en el centro, por encima de los niveles fenicios se encuentran estructuras de otras etapas históricas. Así, se ha documentado un horno cerámico, tramos de calles, murallas, material cerámico, ánforas, piletas para la fabricación de garum y canalizaciones de época romana, entre otros.

Hipogeo Mundo Nuevo http://cefyp.mforos.com/955431/5042409-los-restos-de-la-calle-cister-mostraran-el-origen-de-malaga/
MLK

en el centro de la capital malagueña, una excavación de grandes dimensiones en la calle Mármoles ha sacado a la luz un claro ejemplo de los enterramientos y de los ritos funerarios de este pueblo semita y del relevante papel que jugó la capital en esta etapa de la Antigüedad.

Isla de la Diosa de la Luna
Noctiluca Malachttp://www.cedma.com/archivo/jabega_pdf/jabega25_21-24.pdf
Los fenicios son los que fundan en el siglo VIII AC en la desembocadura del rio Guadalhorce la  primera colonia Malaka. de la que se conocen por tanto dos ubicaciones  Comenzó, por parte de estos comerciantes semitas, una interesada búsqueda de las riquezas naturales de la región y, con ella, una carrera de reconocimiento de nuestra geografía y de sus gentes.extendiéndose en la provincia hasta las chorreras en Velez y al nortehttp://www.planetaoculto.com/displayarticle436.html

Este es uno de los resultados más llamativos de las excavaciones realizadas en el solar de calle Cister, 3, con fachada también a San Agustín, 4, propiedad de Inmobiliaria Espacio, intervención realizada por el Taller de Investigaciones Arqueológicas bajo la dirección de las arqueólogas Ana Arancibia y María del Mar Escalante. Ana Arancibia se muestra especialmente satisfecha con los resultados obtenidos y con la solución que se ha dado a la parcela.

En el solar ha sido localizado, por primera vez en la ciudad, un santuario fenicio. En el terreno excavado han aparecido dos altares o aras. Según Arancibia, existe un santuario parecido en Coria del Río, que se ha relacionado con el famoso tesoro del Carambolo. En otras ciudades de origen fenicio, como Cádiz o Huelva, no se han documentado estas estructuras.

24/26 mm. 10'19 g. V13 (101)
Anverso: Cabeza de Vulcano barbada con gorro cónico a izquierda. Detrás MLK' y tenazas. Alrededor láurea.
Reverso: Busto radiado de Helios de frente.

21/22 mm. 6'97 g. V25 (102)
Anverso: Cabeza de Vulcano a derecha. Detrás leyenda púnica MLK' y tenazas.
Reverso: Estrella de ocho puntas.

Málaga). A partir de un asentamiento fenicio en el cerro del Villar, se establece una colonia en el siglo VI sobre el cerro de Gibralfaro. Ciudad portuaria basada en la pesca, comercio y comercialización de mineral. Emitió duplos, ases, semises, cuadrantes y octavos.

TEMPLO FENICIO
Calle Cister 3
Calle Mármoles
Calle Granada 
57, 59, 61
Hércules
Siglo I AC

A la gran diosa Malac le rendían culto con ofrendas y sacrificios tambien durante las etapas de sequía.

antes Cuevas
del Higuerón

EL SANTUARIO DE NOCTILUCA

La más impresionante de todas las salas, a la que se llega pasando por una serie de galerías laberínticas, es el Santuario de Noctiluca, sala en la que se encuentra un “betilo” o formación rocosa en la que la imaginación nos hace ver un perfil tosco femenino con una especie de tocado atravesado por una oquedad redonda, que simbolizaría a la Luna. Al pie de este misterioso rostro se encuentra otra formación de menor tamaño, con una curiosa forma de media luna, que nos hace recordar la media luna a los pies de la Virgen María Inmaculada, o la antigua barca de Isis. Una serie de pilas o vasos comunicantes rodea el conjunto en forma descendente, haciendo caer el agua que se infiltra sobre todo en época de lluvias, desde la pila superior hasta la inferior. En estas pilas se encontraron restos de cenizas pertenecientes a animales sacrificados, que sitúan la utilización del complejo ritual en el Neolítico.
Rufo Fiesto Avieno dice en su “Ora Marítima” : “... bajo el dominio de los tartesios existe allí, frente a la ciudad (Mainake o Málaga) una isla, consagrada antes por los habitantes a Noctiluca” . Noctiluca era esa diosa lunar de la fecundidad, la vida y la muerte del Neolítico, anterior al parecer incluso a los tartesios, que entre los fenicios fue representada en forma de betilo en la Tierra, y por las distintas fases de la Luna en los Cielos. El culto a esta divinidad, bajo estos mismos elementos, fue representado también en las monedas fenicias de Malaka (Málaga), todo lo cual confirma a la llamada Cueva del Tesoro como el antiguo Santuario de esta antiquísima y misteriosa divinidad

Al simbolismo de las cavernas como lugar de ocultación de tesoros, se suma, pues, el simbolismo de la caverna como lugar mágico y sagrado.
El significado simbólico de las cuevas está relacionado con los misterios de la muerte así como del nacimiento. Como “puerta de los infiernos” o entrada al mundo de los muertos, fueron utilizadas desde el Paleolítico como lugares de enterramiento. Pero las grutas eran, a la vez, representaciones de vientre generador de la Madre Tierra, “matrix genetrix”, útero telúrico regenerador de la Vida, que las convertían en lugares de nacimiento de los dioses, héroes y espíritus . Esta confluencia de la vida y la muerte en las cuevas las convertía en los centros adecuados para la realización de los ritos de la muerte iniciática, a través de los cuales el adepto, recorriendo el camino hasta el mundo de los muertos y regresando nuevamente al de los vivos, se convertía en iniciado.
En la cueva malagueña que nos ocupa, a este simbolismo telúrico se suma el simbolismo de la Luna y de las aguas marinas. El origen marino de la gruta, su cercanía y conexión al mar, y la relación de las mareas con el influjo de la Luna, convierten a este lugar en el punto de confluencia de los misteriosos poderes femeninos de la Naturaleza, en el centro sagrado de los misterios del renacimiento.

hallado un Hércules de bronce de 12 centímetros datado en el siglo I a.C., junto a miles de restos de cerámica, vidrio, huesos y material vinculado a la industria pesquera.

Ases Malakeños

Sarcofagos fenicios de la Punta de la Vaca en Cádiz

Cerro del Villar
Palacio de Buenavista
Museo Picasso
estratos fenicios romanos e islamicos superpuestos

En el subsuelo del Palacio de Buenavista se ha encontrado un importante testimonio de lo que constituyen las raíces de Málaga, una de las ciudades más antiguas de Occidente con cerca de 3.000 años de ocupación continuada. Las excavaciones han dejado al descubierto excepcionales restos arqueológicos que revelan la presencia de vida fenicia, romana, árabe y renacentista.


Malaka, ciudad fundada por los fenicios hacia el siglo VIII a.C., se emplazó en la ladera baja del monte de la Alcazaba. Desde el principio, la población desarrolló una intensa actividad basada en la explotación metalúrgica junto con la producción de púrpura y salazones.


A partir del siglo VI a.C. estuvo bajo dominio púnico, hasta que fue conquistada por los romanos tras la Segunda Guerra Púnica (finales del siglo III a.C.) y su nombre se convirtió en Malaca. Integrada dentro de una de las provincias de Roma, mantuvo sus privilegios como ciudad federada. El gran desarrollo de las industrias pesqueras hizo que se consolidara su carácter comercial. Con la desmembración del Imperio Romano, los visigodos dominaron estos territorios. El periodo se caracteriza por la decadencia de la ciudad, salvo el intervalo de ocupación Bizantina en el que jugó un papel primordial probablemente como capital imperial.


En el subsuelo del Palacio se podrá visitar un yacimiento arqueológico, donde cabe destacar los siguientes restos:

· Construcciones de finales del siglo VII – principios del siglo VI a.C.

Corresponden a parte de una vivienda fenicia.

· Muralla fenicia construida a principios del siglo VI a.C. Protegía la ciudad en su lado Norte, donde probablemente se localizaba una de las puertas de entrada.

· Torre fenicia perteneciente a la segunda línea de muralla. Fue construida a finales del siglo VI a.C.

· Habitaciones internas de una de las torres fenicias perteneciente a la segunda línea de la muralla construida a finales del siglo VI a.C. Estaría situada junto a una de las puertas de la ciudad.

En la margen Oeste del Rio Guadalorce se descubrió el Yacimiento Arqueológico del Cerro del Villar por el arqueólogo  Muñoz Gambero.

El yacimiento del “Cerro del Villar” fue uno de los centros coloniales fenicios más importantes del litoral andaluz. Su fundación tuvo lugar a mediados del siglo VIII a. C., y debido a las inundaciones que sufría, fue abandonado hacia el año 570, trasladándose su población a la bahía de Málaga, donde fundaron “Malaka”,

La producción cerámica en el “Cerro del Villar” ocupó un lugar prioritario como demuestra la existencia de un taller de alfarería de principios del siglo VI a. C.: un gran edificio rectangular de unos 13 metros de longitud, y con una división bipartita y uso de su zona exterior.

Esta actividad contaba además con una abundancia de materia prima para su elaboración: las arcillas terciarias del valle del Guadalhorce y riqueza de agua.

Las piezas cerámicas más producidas eran las ánforas y los pithoi, recipientes de gran tamaño que tenían función de almacenaje de distintos productos destinados al comercio marítimo, como los cereales, el vino y aceite. Este aspecto pone de manifiesto el peso que tuvo la actividad comercial en esta ciudad fenicia.

Cerro del Villar
Palacio de Buenavista
Museo Picasso
Los diccionarios de semíticas citan en Fenicio las raíces "mlk" reinar; rey; tipo de sacrificio; "mlkt" reina; "mlkyt" los familiares del rey, la realeza y el teónimo "mlqrt" Melqart, rey de la ciudad.

      Y los diccionarios de hebreo, de igual modo, tanto el verbal "mlk", rey, como el nominal "mlk" rey, y "mlkh" [malakah] reina, en 1 Re 10,1.4.10.13 Cant 6,8s Est 1,9; "dbr-h-" lo que ha hecho la reina 1,17s.
http://www.google.es/
MLK’
MaLaKahttp://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=653738&orden=0

Factoría

del rio

Astarté (en fenicio Ashtart) es la asimilación fenicia de una diosa mesopotámica que los sumerios conocían como Inanna, los acadios como Ishtar y los israelitas Astarot.

Representaba el culto a la madre naturaleza, a la vida y a la fertilidad, así como la exaltación del amor y los placeres carnales. Con el tiempo se tornó en diosa de la guerra y recibía cultos sanguinarios de sus devotos. Se la solía representar desnuda o apenas cubierta con velos, de pie sobre un león.

Astarté

Los fenicios entraron en contacto con los países que habían adoptado la escritura y se dieron cuenta de que en todos los lugares se repetía una serie de sonidos que podían convertirse en apenas treinta signos identificables. Así nació el alfabeto y con él… los primeros documentos mercantiles.

Alfabeto
Zona del primer
 asentamiento
Malac
rectorado
1
MalaH

Aderezo con sal

rey

Malac

reinar

MaLaKah

lugar de trabajo

Malach

Reina

Altares de etapa fenicia y suelo de conchas, uno de los hallazgos más destacados de la intervención en calle Cister

prehistoriaPrehistoria.html
tartessosTartessos.html
del marTartessos.html
fenicios
cartago
greciaMainake.html
romaMalaca.html







bizancioMalaca.html







godosGodos_-_Cristianos.html







IslamMalaqa.html







cristianosGodos_-_Cristianos.html







modernaMalaga.html







1800...2000Contemporanea.html







XXI2012......html